Se encuentra usted aquí

La convergencia entre la rápida expansión de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y la revolución en la atención de la salud ha impulsado el resurgimiento de la salud electrónica (ehealth), que se compromete a proporcionar soluciones a los retos que los cambios socioeconómicos plantean a los sistemas sanitarios actuales: demanda de atención sanitaria, envejecimiento de la población, aumento de la movilidad de los ciudadanos, necesidad de gestionar grandes cantidades de información, competitividad global y provisión de una mejor atención sanitaria.

Las TIC nos proporcionan el contexto adecuado para crear y compartir recursos cuando y donde sea necesario, y dan la oportunidad de trabajar colaborativamente en red, de compartir y difundir buenas prácticas, de crear conocimiento mediante las acciones y las reacciones de sus miembros, y de introducir la telemedicina en las organizaciones de salud.