Se encuentra usted aquí

Contexto:
La UOC ofrece el grado de Tecnologías de Telecomunicación, que contiene asignaturas del ámbito de la electrónica de carácter práctico. Dado que las asignaturas de electrónica se ofrecen en línea, es complicado introducir prácticas con hardware. 

En la primera edición del grado, se pidió a los alumnos que adquirieran una placa electrónica para realizar las prácticas, pero el equipo docente del grado pronto observó que las limitaciones de este formato, así como la solución, eran demasiado grandes para que los alumnos pudieran alcanzar los conocimientos previstos. 

Existe la necesidad, por parte de la universidad, de innovación en la docencia para poder hacer llegar un equipo de prácticas, es decir, una especie de laboratorio, a la casa del alumno. El grupo ITOL (Interactive Tools for Online Learning) de la UOC se encargó de encontrar una solución al reto siguiente: construir una placa física y virtual para que los alumnos pudieran realizar prácticas básicas (montaje de circuitos, medición de tensión de corriente, de resistencia, etc.) en un calendario muy ajustado y, sobre todo, a un precio muy asequible.

Implementación:
Las soluciones de placas electrónicas que existían en el mercado estaban pensadas para el uso profesional y excedían en funcionalidades y precio las necesidades, de unos 150 euros, que la UOC tenía para la práctica en estudios. El elemento presupuesto era un factor determinante, ya que el coste estaba incluido en la matrícula que pagan los estudiantes, y un alto precio podía repercutir en las dedicaciones de los formadores.

ITOL llevó a cabo una primera aproximación a los requisitos que debía poseer el equipo de prácticas y se puso en contacto con la empresa Diprotech para evaluar su desarrollo. 

Diprotech es una empresa de servicios de ingeniería industrial y electrónica especializada en desarrollar soluciones de software y hardware. El jefe de su Departamento de Hardware formaba parte del cuerpo de profesores consultores del curso. Este fue un elemento clave, ya que, conocedor de las necesidades de los alumnos de prácticas y del formato de la docencia, permitió que el proyecto avanzara muy rápidamente.
 
Los requisitos que ITOL trasladó a Diprotech eran los de una placa que permitiera al usuario realizar los montajes de los circuitos y la parte de electrónica, y todo ello, utilizando una interfaz gráfica en el ordenador para monitorizar los ensayos. Este elemento añadía complejidad al proyecto, dado que debía ser compatible con cualquier sistema operativo que los alumnos pudieran tener en el ordenador de casa.
 
En cuanto al coste de fabricación, debía ser lo más bajo posible. En la elaboración del primer prototipo, este fue el elemento central que facilitó la producción del producto mínimo viable.

El proceso de desarrollo requirió poco más de dos semestres para elaborar el prototipo y tres o cuatro meses para el software. Durante esta fase, hubo una interacción muy estrecha, por una parte, gracias a que se producía entre perfiles técnicos similares y, por la otra, porque disponían de un protocolo de trabajo (calendario y tareas de proyecto establecidos).

Una vez listo el equipo, Diprotech también se encargó de elaborar la documentación correspondiente, las guías de estudio y los manuales de usuario, y también de industrializarlo para poderlo enviar a los estudiantes matriculados.

El resultado fue el equipo Lab@Home, una herramienta con un coste mucho menor que el del mercado, con todas las funcionalidades necesarias para las prácticas de electrónica en casa.

Resultados y evaluación:
Lab@Home ha sido un producto de éxito, porque, por un lado, su configuración, tanto de hardware como de software, sigue vigente, y, por el otro, ha tenido un bajo número de incidencias, lo que se refleja en la alta valoración que los alumnos han realizado de la experiencia. Todo esto ha generado unos resultados óptimos en cuanto a eficacia formativa y eficiencia en el ahorro de la misma acción formativa.

El impacto académico ha sido muy positivo, ya que se ha podido asegurar la calidad docente mediante las prácticas y, al mismo tiempo, el proyecto ha permitido publicar varios artículos y está previsto escribir un artículo en una revista tecnológica.
 
Además, el equipo de Lab@Home fue objeto de un modelo de utilidad español con título «Sistema de montaje y medición de circuitos electrónicos» y código de registro U201230432. Esta protección presenta varias oportunidades para ITOL-UOC y Diprotech.

Oportunidades y retos:
Para evaluar el valor de mercado del equipo, a finales del 2013, ITOL visitó varias instituciones docentes para presentarlo, con el objetivo de obtener una retroalimentación para convertirlo en un producto más atractivo para un posible mercado. De estas visitas se identificó y definió un conjunto de mejoras que se implementarán en una segunda fase de desarrollo del producto. 

En marzo del 2014, la UOC y Diprotech firmaron un convenio en el que se manifestó el interés de ambas entidades para facilitar el acceso del producto a otros centros, universidades y centros de formación; además, se reservará su uso para finalidades particulares y recibirá las licencias/regalías de las ventas. En este sentido, Diprotech asumiría la producción y la comercialización directa de Lab@Home. Este punto supuso la incorporación de una nueva línea de negocio en Diprotech, que pasaría de ofrecer exclusivamente servicios de ingeniería a ser una empresa industrial. Es un reto estratégico que la empresa asumió con mucha ilusión."